MINERGIE®: El camino a los edificios de consumo casi nulo (ECCN o NZEB).

Febrero 2016

Blog

Tigges_Passfoto_k

Daniel Tigges

Arquitecto, certificador Minergie España

www.tiggesarchitekt.ch

“Tanto una buena formación como el apoyo y coordinación de todos actores implicados en la construcción son las claves para lograr un modelo de edificación saludable, confortable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.”

El estándar Minergie, marca registrada de construcción sostenible, es la exitosa receta suiza para lograr una edificación de bajo consumo y de alto confort. En suiza existen alrededor de 40.000 edificios Minergie y se certifican en la actualidad aproximadamente el 13% de la obra nueva y el 2% de las rehabilitaciones. Actualmente, el estándar se está aplicando cada vez más en otros países europeos y del mundo.

Construrradio-Can-titella-ceremoniaEl 12 de diciembre de 2015, el Cónsul General de Suiza, Bruno Ryff, entregó el tercer certificado del prestigioso estándar suizo Minergie al arquitecto Daniel Tigges, que rehabilitó el edificio Can Titella. La rehabilitación de esta casa del siglo XIX , está pensada como una experiencia piloto del estándar Minergie en un clima cálido. En todos los aspectos se han aplicado los criterios medioambientales más avanzados que existen en el ámbito de la investigación específica: la reducción del consumo de agua, un menor consumo de recursos naturales, la elección de materiales de poco impacto ambiental, la optimización de la envolvente a nivel energético, los sistemas de captación y protección de la energía solar pasiva y las instalaciones de alta eficiencia.

Construrradio-Can-titella-fachadaEl decreto del Parlamento Europeo 2031/10/UE, relativo a la eficiencia energética de los edificios, pide a los paises miembros de establecer normas para que a partir del 2020 toda obra nueva se construya como edificio de consumo de energía casi nulo (ECCN o NZEB). Estándares como Minergie o Passivhaus garantizan no sólo una demanda muy baja en energía, sino también un confort superior al de la construcción habitual con la que se cumplen las normativas vigentes. En este contexto se convierten en el camino para lograr el reto exigido por la Unión Europea, siendo un guion de soluciones sostenibles que pueden preparar al mercado de la construcción para el futuro próximo. Sería necesario que todos los agentes implicados en la promoción de inmuebles (administración pública, promotores, constructores, inmobiliarias…) empiecen a valorar la sostenibilidad para que se refleje en el precio de la vivienda como un valor añadido. Por ejemplo, en Suiza ciertos bancos ofrecen mejores condiciones de financiación para proyectos certificados. Además, las certificaciones tipo Minergie o Passivhaus generan redes de intercambio de conocimientos que ayudan a formar a todos los profesionales implicados en la planificación y ejecución de los proyectos.

Tanto una buena formación como el apoyo y coordinación de todos actores implicados en la construcción son las claves para lograr un modelo de edificación saludable, confortable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

(re)Habitar: futuro, una reflexión sobre los nuevos hábitos

Enero de 2016

RocaComercial y Marketing Roca España

www.roca.es

Videos del evento

Aquellos espacios que proporcionan un mayor nivel de bienestar son aquellos donde el usuario puede ser más activo con su entorno. En los últimos tiempos se ha producido un proceso de sobrevaloración del contenedor y no del contenido.

En un momento y circunstancias como los actuales, los responsables y agentes institucionales, profesionales, académicos e industriales de la construcción son conscientes de que los protagonistas de los espacios son las personas que los habitan. Son las que los hacen a su medida, siguiendo prácticas sostenibles y de sentido común, alterando radicalmente los espacios para adaptarlos a requisitos de salud, placer e higiene.

Roca_ReHabitarFuturo_generalEn este contexto, el pasado mes de noviembre organizamos en el Roca Barcelona Gallery el encuentro (re)Habitar: Futuro, donde se generó un espacio de intercambio entre distintas disciplinas del sector, creando un discurso completo de lo que es y lo que será la proyección arquitectónica y poniendo en valor el cómo debe re-habitarse y re-habilitarse mediante intervenciones sintéticas pero contundentes. Los ponentes principales fueron Anna Bach, arquitecta y profesora en EINA Barcelona; Anna Puigjaner, arquitecta y profesora e investigadora en ETSA Vallés; Federico Soriano, arquitecto y director del departamento de proyectos ETSA Madrid; y Manuel Pascual, representante de Zuloark, colectivo de arquitectos, diseñadores, constructores y pensadores. De lo que aportaron, destacaríamos lo siguiente:

  • El diseño debe encontrarse dentro del conjunto de prioridades que el usuario tenga respecto al espacio que quiere vivir. El arquitecto y el diseñador deben dar su visión y punto de vista en la definición de las prioridades del usuario. Hay unas prioridades que no cambian con el paso del tiempo aunque varíen las tendencias del diseño, son los ‘pequeños placeres’.
  • Aquellos espacios que proporcionan un mayor nivel de bienestar son aquellos donde el usuario puede ser más activo con su entorno. En los últimos tiempos se ha producido un proceso de sobrevaloración del contenedor y no del contenido. Cuando hace años, arquitectos y diseñadores se enfrentaron al problema de la rehabilitación del parque de viviendas, en realidad no se necesitaba una rehabilitación completa sino que necesitaba ser usado de otra manera.
  • En sus orígenes, el diseño de los espacios estaba orientado a la resolución de las necesidades, sin embargo, ahora, los usuarios dejan esto en un segundo plano y priorizan la satisfacción de deseos. Dichos deseos ocasionan que el hábitat pertenezca más al mobiliario que se compra para satisfacerlos que a las propias personas.
  • Las herramientas del diseño del futuro son, en primer lugar, la pedagogía para enseñar tanto a arquitectos como a diseñadores nuevas formas de crear y, en segundo lugar, la aplicación de la inteligencia colectiva en la resolución de conflictos en los espacios públicos. El elemento central para poder rehabilitar espacios es que el arquitecto diseñe y planifique de acuerdo a su tiempo, que sea “súper contemporáneo”.

Roca_ReHabitarFuturo_RafaelEste modelo de encuentros que impulsa Roca, como referente del sector desde hace 7 años, tiene el objetivo de promover el intercambio de ideas y experiencias entre los distintos agentes que intervienen en la resolución de proyectos arquitectónicos.

Bioconstrucción: ¿qué es la biología del hábitat?

Diciembre de 2015

Núria Valldeneu, arquitecta

Tutora del máster en bioconstrucción Insituto Español Baubiologie

@nuriavalldeneu

¿Y si, además de respetar el medio ambiente, nos planteamos también el respeto hacia nosotros mismos, hacia las personas que habitamos estos espacios que estamos construyendo? ¿Nos importa nuestra salud y nuestro bienestar?

A día de hoy, la mayoría de los que nos dedicamos profesionalmente al mundo de la construcción entendemos que el futuro de este sector pasa necesariamente por incorporar en nuestros proyectos y obras criterios de sostenibilidad y eficiencia energética, favorecer el uso de energías renovables, reducir las emisiones de CO2, economizar recursos, y un largo etcétera de actuaciones encaminadas a garantizar un desarrollo sostenible de las generaciones venideras.

foto 1El respeto por nuestro entorno natural es fundamental para asegurar la continuidad de nuestra supervivencia en el planeta pero, ¿y si, además de respetar el medio ambiente, nos planteamos también el respeto hacia nosotros mismos, hacia las personas que habitamos estos espacios que estamos construyendo? ¿Nos importa nuestra salud y nuestro bienestar?

En una sociedad que envejece, donde cada día se habla más de calidad de vida, a la vez que van en aumento las enfermedades relacionadas con el ambiente que nos rodea (alergias, problemas respiratorios, irritaciones, fatiga, hipersensibilidad química, electrosensibilidad, lipoatrofia, cáncer…) deberíamos plantearnos seriamente como nuestros espacios, nuestros edificios, influyen en nuestra salud, tanto a nivel físico como psíquico.

¿Utilizamos materiales tóxicos para construir?
¿El aire que respiramos en nuestras casas es sano?
¿Podemos evitar radiaciones perjudiciales?
¿Sabemos iluminar de forma biocompatible nuestros espacios?
¿Nos sentimos a gusto en nuestra casa?
¿Vivimos en un ambiente  que conecta con nuestro propio ser?

Todos estos interrogantes y muchos más, son objeto de examen y están en continuo desarrollo por los profesionales de la bioconstrucción.

foto 5

La bioconstrucción, o biología del hábitat, estudia la relación entre el hombre y su entorno edificado desde una visión holística que sitúa al hombre en el centro de la actividad de construir.

El auge de los materiales naturales en el mundo de la construcción o el reconocimiento creciente de la “Norma técnica de medición en bioconstrucción IBN” son solo dos ejemplos de cómo los principios de la bioconstrucción están empezando ya a asentar sus bases en un mundo, el de la construcción, en el que hasta ahora han predominado, por encima de todo, los intereses económicos en detrimento de todo lo demás.

Si piensas que ha llegado el momento de priorizar la vida, la salud, la naturaleza, la autenticidad, la belleza, y todo aquello que nos hacer sentir bien y vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno, seguramente habrá llegado el momento de bioconstruir espacios.